La nueva prueba de integridad de Converus utiliza una tecnología avanzada que es sustancialmente más precisa que las pruebas tradicionales de integridad